Muy al contrario de lo que dicen los estereotipos estoy convencido de que muy pocos adolescentes son ajenos a lo que está ocurriendo en estos días.

En muchas ocasiones podemos pensar, con razón…, que nuestros jóvenes están completamente obsesionados o ensimismados consigo mismos. No obstante, son totalmente conscientes de que esta pandemia amenaza a sus familiares, amigos, conocidos y, principalmente, a los más mayores.

Además, su entorno se ha visto totalmente intervenido. Hace unos días asistieron a sus clases por última vez hasta nuevo aviso y están preocupados por sus perspectivas académicas. Asimismo, sus actividades sociales, deportivas, culturales, inmediatas se han visto mermadas a la simple conexión a través de los medios telemáticos y las redes sociales, con lo que esto supone a su edad. ¡¡¡Todos hemos sido jóvenes!!!

A todos estos trastornos, además de las posibles complicaciones económicas que se están presentando o se presentarán a futuro, se suma la preocupación, en mayor o menor grado, pero que ahí está de todos los casos de fallecimientos, más o menos cercanos, que están viviendo. En mi caso, os puedo comentar varias personas mayores, familiares de conocidos y una de mediana edad, en apenas 15 días, que tendrán o no que ver con el Coronavirus, pero que…. todo suma. En estos días parece que todos los fallecimientos tienen que ver de alguna u otra manera con esta fatal pandemia.

Por todo ello, no debemos despreciar nunca el sufrimiento que pueden estar soportando nuestros jóvenes adolescentes. Y nosotros, como padres, debemos saber hacerles “aprovechar” esta situación para que salgan fortalecidos de alguna manera. En mi caso, de nuevo, puedo apreciar cómo ha mejorado la comunicación conmigo y sobre todo con su madre, comentan y hacen preguntas que seguramente jamás se hubieran planteado en otras circunstancias.

Son conscientes de lo que ocurre, hasta cierto grado… Pero sin duda, saben que la colaboración, el cariño y el amor hacia sus familiares y seres queridos se hace más importante en estos días y sin duda, en mi caso, como siempre les digo, se hace más patente.

 

Comparte esto: